martes, 3 de enero de 2012

Cena de Fin de Año

No sé vosotros, pero la cena de Fin de Año, en mi casa se celebra muchísimo. Mis hijos empiezan por disfrazarse, (costumbre de si inició hace pocos años, en Pamplona) y así, todos disfrazados nos disponemos a cenar.
El menú varía de año en año, así como el de Nochebuena, suele ser tradicional el Capón, en Noche Vieja es más variado. Este año hemos tomado una Sopa de Marisco muy buena,  Rodaballo con Patatas Panaderas y Paloma Torcaz.  Bien de cava y vino tinto del Palacio de Otazu. De postre Coulant de Chocolate con su bolita de Helado de Canela.
Preparamos la bandeja de turrones y las uvas y nos vamos al salón a esperar las doce campanadas desde la Puerta del Sol.
Luego, todos se van de marcha por ahí con sus disfraces y despidiéndose hasta mañana, contando claro, que van a pasar toda la noche de bares o discotecas, hasta llegar a desayunar chocolate con churros.

Sopa de Marisco


Rodaballo con Panaderas

Paloma Torcaz en su Salsa

Ahí van algunos disfraces:



Bueno, ya os he contado la Noche Vieja. Al día siguiente todos dormidos hasta las dos. La casa silenciosa toda la mañana. Una gozada, porque pude ver con mi hijo Armando el concierto de Año Nuevo, con la Filarmónica de Viena. ¡Qué maravilla!

Buscar en este blog