lunes, 28 de marzo de 2011

Recordando San Fermín: Los menús de Bollywood



Los alrededor de 570 extras que trabajan durante estos días en Pamplona en el rodaje de la película india de Bollywood no se quejan del trato recibido. Todos los días se les suministra un bocadillo para almorzar y una comida a medio día. Ayer tocó pochas

Noticia completa en el diario de Navarra

Dar de almorzar y de comer a un grupo de 570 personas no es tarea fácil. El rodaje de una película de Bollywood durante estos días en el recorrido del encierro requiere la participación de casi 600 extras, entre figurantes y corredores del encierro. Para no perder tiempo a la hora de las comidas, la productora ha contratado a un servicio de catering que dispone los alimentos para estos cientos de personas.

Se trata de Comidas Maite Montes, encargada de dar cada día de almorzar y comer al grupo de 570 extras. El reloj marca las seis en punto de la mañana y los siete integrantes del equipo de catering se afanan en la preparación de los bocadillos que servirán de almuerzo en la sede del negocio en la calle Tafalla. "Nunca comenzamos tan pronto. Esto es algo excepcional y que nos viene muy bien", reconoce Maite Montes, gestora del negocio. "La empresa madrileña de catering Rafael es la que atiende y sirve a la productora de la película a lo largo de todo el rodaje en localizaciones españolas. Fue este catering el que se puso en contacto con nosotros y nos ofreció hacernos cargo del servicio aquí en Pamplona. Y, nosotros, encantados de atenderles", señala Montes.

Desde la izquierda, equipo de Comidas Maite Montes: María Montes Resano, Laura Yambay Lobato, Gustavo Del Romero Montes, Maite Montes Fuentes, Ignacio Del Romero Montes, Leonardo Gómez y Ángela Casado.



Tres lugares para comer

Ignacio Del Romero Montes, hijo de la dueña y que estos días se encuentra echándole una mano, reparte con la furgoneta los alimentos en los diferentes enclaves. Los corredores comen en el frontón de la Mañueta. Ayer, pochas, hamburguesas y plátano. Mientras, los extras se desparraman por la calle Tejería degustando una ensalada y un bocadillo. El equipo de producción de la película, con los actores principales a la cabeza, se sirven del frontón Labrit como comedor. Ellos prescinden del catering y es su propio equipo de cocina quien realiza las compras y cocina los alimentos.

Mientras, los extras, que cobran 30 ? diarios, permanecen satisfechos con el trato recibido y la calidad de la comida. Íñigo Ruiz Lara, pamplonés de 22 años, valoraba la dificultad de dar de comer a la vez a tanta gente. "Está claro que se come mejor en casa, pero preparar comida para casi 600 personas no es tarea fácil. Todo está razonablemente bueno", señalaba. En la misma línea se expresó el también pamplonés Imanol Arrula Navarro, de 20 años. "Después de permanecer horas al sol durante el rodaje uno llega muerto de hambre, con muchas ganas de comer. A mí me está gustando lo que nos dan. No pido más", apuntó. Otro que también queda satisfecho con el servicio es Eduardo Alegría Sola, pamplonés de 19 años. "Yo no me quejo, nos tratan muy bien y la comida es como la de casa", aseguró.

Buscar en este blog