domingo, 10 de noviembre de 2013

Viaje a Marbella

Aprovechando el puente de Todos los Santos, nuestra amiga Lola nos invitó a pasar unos días en su maravillosa casa de Guadalmina. En primera linea de playa y con un clima impresionante allí que nos fuimos, Inmaculada, María Victoria, Lola y yo.
Después de muchas vueltas, decidimos ir en mi Chrysler Voyager, que además de tener unos asientos super confortables, tiene una capacidad de furgoneta para llevar y traer todo lo que una mujer puede querer cambiar de una casa a otra.

Después de dormir en Madrid, seguimos camino para visitar y almorzar en Córdoba. La Mezquita nos impresionó muchísimo y puedo decir que a mi se me pusieron los pelos de punta. Que maravilla!

La visita a la Catedral de Córdoba puede despertar la exigencia de una Belleza más grande, que no se marchite con el tiempo. Porque la belleza, al igual que la verdad y la bondad, es un antídoto contra el pesimismo, una invitación a gustar la vida, una sacudida que suscita nostalgia de Dios.



 Parando a repostar


Aquí,en este patio andaluz, tomamos un salmorejo cordobés riquísimo, seguido de un "pescaíto" frito y para teminar con tocino de cielo. Como veis, todo muy andaluz.



 Salmorejo











Para las siete de la tarde ya estábamos en Marbella. Temperatura de 20 grados y un colorido, una luz espectacular.

Lola's home





 Parece de verdad, se mueve, cierra y abre los ojos, levanta la patita, pero es un peluche. Genial. 150 €
No mancha nada!

 En la Plaza de los Naranjos 

 Noche con los Beats


De compras por  Marbella







Riéndonos con las compras hechas, jajaja! 




Buscar en este blog