domingo, 29 de mayo de 2011

Echando de menos a mis hijos

Van pasando los meses  y seguimos con los hijos en el extranjero. No sé como lo he hecho, pero a todos les gusta salir a trabajar fuera de España. Eso sí cuando llegan las vacaciones vienen corriendo.
Armando en su amada Suiza, dando clases en el Kennedy School de Saanen-Gstaad. Lo mejor es poder ir a su casa en plenos Alpes y pasarnos allí unos días disfrutando de la nieve en invierno y de las verdes montañas en verano. ¡Es impresionante!
Recuerdo una de las veces que fuimos, la cantidad de setas, hongos, perretxikos y demás variedades que cogimos. ¡que maravilla! ¡Cómo nos pusimos!
Gastronómicamente hablando no es para tirar cohetes,  ya que las verduras y las frutas son muy escasas pero los quesos son una delicia y  los bradwurst no digamos. En el enlace os indico recetas muy ricas de un pais muy frío.

Ignacio, después de pasarse un año en N.York, ya está aquí trabajando como economista en Madrid. Los fines de semana viene a vernos, más bien viene a ver a su novia, je je.

Gustavo en Milán. Mira por donde, le mandé a estudiar un curso de inglés en Malta, porque según él allí había muy buenos profesores, pocos españoles y aprenderería mucho inglés. Pues se echó una novia de Milán y mira por donde ya llevan dos años saliendo. Inglés no se si aprendió mucho, pero italiano parece que sí.

Borja, está conmigo en casa, al igual que las chicas Adriana y Teresa. Total que de seis, quedan tres en casa y nos parece que estamos solos.....

Aquí está una foto de los chicos de la casa.



Aquí una foto de la abuela con el panetone que nos trajo Gustavo.

Buscar en este blog